20170703

Predicas cristianas: Dios no desampara a sus hijos
Introducción: (Predicaciones cristianas). En la crisis o dificultad podemos caer en la tentación de hundirnos en la angustia o depresión, podemos permitir que la tristeza inunde nuestro corazón, pero lo correcto es buscar a Dios y fortalecernos en él, pues detrás de toda crisis hay una gran victoria en Cristo…

Predica: Dios no desampara a sus hijos.  




La angustia no es buena consejera (1 Reyes 19:4a).

“Y Elías se fue por el desierto un día de camino, y vino se sentó debajo de un enebro”

Comentario: Nos dice la Escritura que él se fue un día de camino por el desierto, por lo general cuando el corazón humano está pasando por un tiempo de angustia o tristeza que no viene de Dios (pues hay tristeza que viene para arrepentimiento: 2 Corintios 7:10) se decide por el camino más duro y difícil pues la persona se autocastiga.

La parte final del versículo tres nos dice que dejó al criado en Beerseba y él siguió solo. Tal vez acusándose a sí mismo. Una crisis emocional (o la angustia) es muy amiga de la incredulidad, mientras que la fe en Dios te levanta por encima de la tormenta.

El enebro representa reflexiones equivocadas (1 Reyes 19:4b).

“y deseando morirse, dijo: Basta ya, oh Jehová, quítame la vida, pues no soy yo mejor que mis padres”.  

Comentario: Veamos lo que ocurre debajo del enebro:
a) Elías deseaba morirse (son reflexiones y conclusiones equivocadas).
b) Le dice a Dios “Basta ya, oh Jehová” (quizá fatigado o decepcionado).
c) Le pide a Dios “Quítame la vida” (una crisis emocional nos lleva a pedirle a Dios cosas equivocadas).
d) Expresa “No soy yo mejor que mis padres” (podemos ver que él se comparaba con sus padres. Otra versión dice: “no valgo más que mis padres” es decir él se menosprecia). La palabra “mejor” se traduce del hebreo “tob” que también significa: bueno, agradable. Así que podía leerse como “yo no soy bueno como mis padres”.





Dios no descuida a sus hijos (1 Reyes 19:5).

“Y echándose debajo del enebro, se quedó dormido; y he aquí luego un ángel le toco, y le dijo: Levántate y come”.

Comentario 1: Fatigado por su caminata y por la crisis misma Elías se quedó dormido, y luego Dios envió su ángel quien lo despertó para que tomará sus alimentos.

El Señor sabía aquello por lo que estaba pasando el profeta, su crisis no le era desconocida, después de exponer sus peticiones equivocadas delante de Dios se durmió, y en ninguno de esos momentos el Señor lo desechó ni lo abandonó tampoco se enojó con él, más bien lo cuida y le envía alimento. No sabemos cuánto tiempo llevaba sin comer, pero Dios conoce nuestras necesidades.

Conclusión: Dios no desampara a sus hijos, sus ojos están sobre cada uno de ellos todos los días de su existencia. El Señor es el mejor Padre y podemos ver su cuidado a cada momento, y ante todo él cada día realiza una hermosa formación en nuestro corazón de modo que cada día seamos más como Jesús. Gracias Señor por lo que haces.      

Te invitamos a leer la predica: "CÓMO PUEDO VENCER A TRAVÉS DE LA FE"

Suscríbete gratis y recibe nuestras actualizaciones, aquí en: SUSCRIBIRME AHORA.   

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria.

Predica: Dios no desampara a sus hijos.    - Predicas cristianas - 

0 comentarios:

Publicar un comentario

DIOS DESEA TU BIENESTAR:

sermons and devotions

FIRMES EN LA FE:

sermons and devotions

DIOS NO DESAMPARA A SUS HIJOS:

sermons and devotions

DIOS ES MI FORTALEZA:

sermons and devotions

DIOS ES BUENO TODO EL TIEMPO:

sermons and devotions

Suscríbete y recibe nuestros mensajes:

Escribe tu correo y luego recibirás un mensaje de suscripción que debes confirmar:

Delivered by FeedBurner

Te invitamos a leer: JESÚS CAMBIA LAS COSAS. Clic en la imagen para leer:

sermons and devotions

Popular Posts