20171017

Dios es nuestra fuerza
Introducción: Cuando los vientos son recios, y las dificultades apremian podemos dudar por momentos de la obra sobrenatural de Dios allí, pero el Señor sabe cuándo llegar, él sabe muy bien qué hacer, lo que debemos hacer es fortalecer nuestra fe y perseverar con la fuerza de Dios…

 Predica: Dios es nuestra fuerza.




   
El diablo puede imitar, pero sólo Dios es Todopoderoso (Daniel 5:5-8) 

“En aquella misma hora aparecieron los dedos de una mano de hombre, que escribía delante del candelero sobre lo encalado de la pared del palacio real, y el rey veía la mano que escribía… el rey palideció, se turbó y se debilitaron sus lomos y sus rodillas daba la una contra la otra… hizo venir a todos los magos, adivinos y astrólogos… pero no pudieron leer la escritura ni mostrar al rey su interpretación”.

La intervención divina no se hizo esperar ante los actos del rey Belsasar quien había tomado los vasos sagrados del templo de Dios para beber vino y festejar, por eso aparece una poderosa mano que escribe en la pared ante la luz del candelabro, el rey y todos los presentes se llenaron de temor.

Belsasar manda a llamar a todos los magos, encantadores y adivinos para interpretar lo que aquella mano había escrito. Vemos aquí la fuerte influencia y práctica del ocultismo en la vida del palacio real, así como en toda Babilonia.  

Seguramente aquellos magos y adivinos estaban allí porque habían demostrado algunos poderes de las tinieblas, pues el diablo procura engañar siempre a las personas y alejarlos de Dios.

Sin embargo nos dice la Biblia que ellos “no pudieron leer la escritura ni mostrar al rey su interpretación”, únicamente Daniel pudo interpretar ese mensaje pues sólo Dios es Todopoderoso, en aquellos magos y adivinos operaban espíritus inmundos, pero en Daniel operaba el Espíritu Santo de Dios.  


Te invitamos a adquirir sin costo alguno nuestro libro cristiano, haz clic ahora aquí en: LIBRO CRISTIANO GRATIS.



La integridad de Daniel fue su fortaleza (Daniel 5:13-17)

“Daniel fue traído delante del rey… quien dijo: Yo pues he oído de ti que puedes dar interpretaciones y resolver dificultades. Si ahora puedes leer esta escritura y darme su interpretación, será vestido de purpura, y un collar de oro llevarás en tu cuello, y serás el tercer señor en el reino… entonces Daniel dijo: Tus dones sean para ti, y da tu recompensa a otros. Leeré la escritura al rey y daré su interpretación”.

La esposa del rey Belsasar le informa que hay un hombre de los judíos cautivos que su padre Nabucodonosor consultaba, pues él tenía la habilidad para interpretar sueños y enigmas. Entonces el rey Belsasar manda a traer a Daniel para que interprete aquel mensaje, y sí lo hace, le promete vestirlo de purpura (color real), un collar de oro y convertirlo en el tercer señor de su reino.

Sin duda grandes privilegios para cualquier habitante de Babilonia o de otras tierras, pero no para Daniel, veamos Daniel 5:17. El profeta de Dios no anhela esos dones ni esos regalos, él no quiere aquellas riquezas ¿Por qué? Daniel sabía que ellos estaban cometiendo profanación, es decir pisoteaban las cosas sagradas de Dios, y de ninguna manera quería participar de eso.  



Es muy interesante además ver que el nombre Belsasar tiene dos significados básicos:

a) “Bel protege al rey”. Entonces el rey Belsasar era un protegido por Bel o Baal, dios principal de los babilonios y cananeos. Quizá al nacer fue consagrado a aquel ídolo. Por tanto promovía y protegía el culto a Baal.     

b) “Maestro del tesoro”. Uno que administra, ama, preserva los tesoros. Al estar ligado a Baal, hablamos de tesoros de las tinieblas, es decir aquellas riquezas manchadas de sangre, tesoros con maldiciones, prosperidad sin Dios, falsas o pasajeras riquezas con las que el hombre es engañado creyendo que en éstas está su felicidad.      

Conociendo todo esto, Daniel rechaza la oferta del rey Belsasar. Él no quiere esos regalos, pues el profeta sabe que la verdadera bendición es la que viene de Dios, y esa es la que permanece y no añade tristeza con ella. Dios desea bendecir a sus hijos, pero de manera correcta. Finalmente Daniel leyó la escritura y la interpretó al rey, y como fue interpretada así se cumplió, aquella misma noche perdió el rey Belsasar su vida en manos de Darío el nuevo rey.    

Conclusión: Para Daniel Dios era su provisión y escudo, aunque estaba en Babilonia él decidió ser fiel al Señor, y nunca fue decepcionado. Sigue a Dios, no abandones su camino y él te honrará.          

(Escrito por pastor Gonzalo Sanabria). 

Te invitamos a leer el sermón: "DIOS ME AYUDA"  

 

0 comentarios:

Publicar un comentario

DIOS DESEA TU BIENESTAR:

sermons and devotions

FIRMES EN LA FE:

sermons and devotions

DIOS NO DESAMPARA A SUS HIJOS:

sermons and devotions

DIOS ES MI FORTALEZA:

sermons and devotions

DIOS ES BUENO TODO EL TIEMPO:

sermons and devotions

ADQUIERE GRATIS AHORA NUESTRO LIBRO:

sermons and devotions

Suscríbete y recibe nuestros mensajes:

Escribe tu correo y luego recibirás un mensaje de suscripción que debes confirmar:

Delivered by FeedBurner

ADQUIERE NUESTRO LIBRO DE 55 SERMONES PARA PREDICAR. Haz clic en la imagen:

sermons and devotions

ADQUIERE NUESTRO LIBRO DE SERMONES LISTOS PARA PREDICAR:

sermons and devotions

RECIBE PROMOCIONES GRATIS:

sermons and devotions

Popular Posts