20170705

Predicas: Dios es mi fortaleza
Introducción: (Predicas). Ante el difícil camino el cristiano puede decidir no perseverar más, puede decidir renunciar o huir de todo, pues ha concluido que Dios lo ha abandonado. Pero esto es falso, pues en la Escritura misma nos dice el Señor “He aquí yo estoy con vosotros todos los días”. Entonces debemos acudir a la presencia de Dios y ser renovados por su poder…

 Predica: Dios es mi fortaleza


En Dios hay toda provisión (1 Reyes 19:6)

“Entonces Elías miró, y he aquí a su cabecera una torta cocida sobre las ascuas, y una vasija de agua; y comió y bebió, y volvió a dormirse”.

Comentario: Es muy interesante lo que se describe en ésta porción bíblica. Elías estaba en el desierto, no había nadie más allí, pero no estaba sólo, por el contrario Dios estaba cuidando de él. El Señor siempre estará a nuestro lado.

Un ángel viene y prepara una torta sobre las “ascuas” esto es sobre carbón o brasas, además le tiene agua. Elías come, bebe y vuelve a dormir, Dios sabía que necesitaba retomar fuerzas, él es bueno y conoce las más profundas necesidades de nuestro ser.

Dios renueva nuestra fuerzas (1 Reyes 19:7)

“Y volviendo el ángel de Jehová la segunda vez, lo tocó, diciendo: Levántate y come, porque largo camino te resta”.

Comentario: El versículo siete nos dice que después (no sabemos cuánto tiempo transcurrió) el ángel vuelve a llamarlo, lo invita a comer de nuevo y añade la razón “porque largo camino te resta”. Todo lo que Dios hace tiene un propósito.

Cuando Elías pensaba que el camino se acababa, Dios le dice hay mucho por hacer. Cuando pensamos que todo fracasó o que ya no hay nada que hacer, Dios viene y dice “queda mucho por hacer”. Donde el hombre termina, Dios comienza.         





Prepárate para lo nuevo de Dios (1 Reyes 19:8)

“Se levantó, pues, y comió y bebió; y fortalecido con aquella comida caminó cuarenta días y cuarenta noches hasta Horeb, el monte de Dios”.

Comentario 1: Vemos entonces que aquella torta fue elaborada con ingredientes especiales, pues Elías “fortalecido con aquella comida caminó cuarenta días y cuarenta noches” sin descansar caminó 24 horas al día por cuarenta días seguidos. Eso es sobrenatural, eso fue un milagro. Cuando ya no tenemos más fuerzas Dios nos renueva para que sigamos adelante y alcancemos su plan.

Comentario 2: También es muy importante notar que al final del versículo ocho nos dice “caminó hasta Horeb, monte de Dios”. El Señor lo quería en su presencia, ya no debería estar más bajo aquel enebro, no era la atmosfera apropiada, Elías debe entrar en la presencia del Señor para ser renovado y comprender más sus caminos, además allí saldría comisionado para continuar con el ministerio, pues no era el momento de partir al cielo, sino de servir a Dios en la tierra. El Señor todo lo hace bien a su tiempo.           


Reflexión final: Dios no descuida sus hijos, él tiene sus ojos sobre cada uno de ellos cada día de nuestra vida. Podemos estar confiados en su provisión y fortaleza para perseverar y superar todo obstáculo del camino.    

Escrito por Pastor Gonzalo Sanabria. 

Te invitamos a leer: "DIOS HA PREPARADO LO MEJOR PARA SUS HIJOS"

Suscríbete gratis y recibe nuestras actualizaciones, aquí en: SUSCRIBIRME AHORA.   

Predicas cristianas   -  Dios es mi fortaleza  - 

0 comentarios:

Publicar un comentario

DIOS NO DESAMPARA A SUS HIJOS:

sermons and devotions

DIOS ES MI FORTALEZA:

sermons and devotions

DIOS ES BUENO TODO EL TIEMPO:

sermons and devotions

DIOS DESEA TU BIENESTAR:

sermons and devotions

FIRMES EN LA FE:

sermons and devotions

Suscríbete y recibe nuestros mensajes:

Escribe tu correo y luego recibirás un mensaje de suscripción que debes confirmar:

Delivered by FeedBurner

Clic en la imagen para leer:

sermons and devotions

Popular Posts